· Cómo hacer Muffins perfectos ·


Los muffins son, por decirlo de alguna manera, versiones mini de lo que en Norteamérica se conoce como panes rápidos (quick breads), que no son auténticos panes, es decir hechos con levadura de panadería, sino elaboraciones hechas con levadura química o bicarbonato. Este tipo tan especial de panes, que se elaboran con una enorme variedad de ingredientes tanto dulces como salados, se caracterizan por la simplicidad y la rapidez a la hora de prepararlos, una circunstancia que explica el porqué de su enorme popularidad. Hay que aclarar sin embargo que, aunque no tengan nada que ver con éstos, el término quick bread también se utiliza para agrupar otras elaboraciones igualmente sencillas como: scones, biscuits, pancakes o el pan de soda. Otra aclaración igualmente necesaria es que los británicos conocen a estos muffins como American-style Muffins porque para ellos los muffins son una preparación totalmente diferente que en América se conoce como English Muffins.

Para preparar estos pequeños panes rápidos es necesario utilizar un molde o bandeja de muffins (muffin tin o muffin pan), un tipo de molde especial con una serie de cavidades dispuestas para hornear pequeñas cantidades de masa por separado. Sin embargo, el hecho de que este tipo de moldes sea utilizado igualmente para hacer cupcakes y magdalenas, da lugar a toda clase de confusiones hasta el punto que parece haberse generalizado la idea de que muffin, cupcake y magdalena son una misma cosa cuando, en realidad, no lo son.

Hoy en día, existen infinidad de recetas de muffins y éstas suelen dividirse en dos claros grupos: los muffins tipo pan (con menos azúcar y grasa) y los muffins tipo bizcocho (con más azúcar y grasa). En los dos casos el método más utilizado para mezclar los ingredientes es el quick method o muffin method, donde se mezclan los ingredientes secos (harina, levadura, sal…) y húmedos (huevos, leche, aceite o mantequilla derretida…) por separado y después se combinan mezclándolos ligeramente. En el caso de los muffins tipo bizcocho, sin embargo, a veces se utiliza un método más propio de cakes o cupcakes, el creaming method, donde se bate la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, se añaden los huevos y alternativamente los ingredientes secos y húmedos. Sea cual sea el tipo de muffin o método utilizado, el resultado siempre debería ser unos muffins ligeros, tiernos, esponjosos y con un interior libre de túneles.




1. Muffins de Plátano y Salvado de Avena 2. Muffins de Limón y Semillas de Amapola
3. Muffins de Compota de Manzana 4. Muffins de Chocolate y Nueces
5. Muffins de Calabaza y Chips de Chocolate 6. Muffins de Arándanos Rojos y Naranja



A pesar de que los muffins son muy fáciles de hacer y, por tanto, ideales para iniciarse en la repostería, no te confíes porque tienen fama de ser aún más fáciles de estropear dando lugar a resultados indeseados. Así que si quieres evitar los muffins secos, densos, duros, correosos o muy difíciles de pasar, sólo tienes que seguir unas pautas y prestar atención a una serie de detalles. A continuación te dejo una serie de truconsejos con los que conseguirás que tus muffins te queden perfectos una y otra vez:

  1. Precalentar el horno: Para conseguir buenos resultados es importante hornear los muffins en el horno precalentado a la temperatura indicada en cada receta y que la temperatura que marca tu horno sea la correcta. Si tienes un molde de color oscuro o de silicona o sueles utilizar el horno con la función ventilador y los muffins te quedan secos o demasiado dorados, prueba a reducir en 10-15ºC la temperatura del horno indicada en la receta o reducir en 3-5 minutos el tiempo de horneado.
  2. Preparar los ingredientes: Ten siempre los ingredientes a temperatura ambiente y mídelos (o pésalos) con cuidado. Unos ingredientes demasiado fríos o, por ejemplo, un exceso de harina, pueden hacer que tus muffins queden densos y apelmazados.
  3. Preparar la masa: En las recetas que utilizan el muffin method, la clave para conseguir unos muffins tiernos y esponjosos es no utilizar batidora eléctrica y NO MEZCLAR EN EXCESO la masa. Mezcla los ingredientes secos por un lado y los húmedos por otro. Haz un hueco en los ingredientes secos, vierte los húmedos y, con una espátula, mezcla SIN BATIR y SÓLO hasta que los ingredientes secos hayan quedado humedecidos y te quede una masa grumosa e incluso con algunas trazas de harina (con 10-15 movimientos tendrás suficiente). Si mezclas hasta que te quede una masa lisa y sin grumos obtendrás unos muffins densos, secos y con túneles a causa del sobredesarrollo del gluten.
  4. Preparar los moldes: Si quieres unos muffins con un aspecto rústico y más tradicional, no utilices moldes de papel y, en su lugar, engrasa los moldes. Esto hará que los muffins te queden con una ligera corteza. Si por el contrario, prefieres que te queden sin corteza entonces utiliza los moldes de papel.
  5. Rellenar los moldes: Rellena los moldes, manejando la masa lo menos posible, hasta ¾ de su capacidad (si los rellenas demasiado te quedarán con forma de seta y en el peor de los casos la masa podría desbordarse). Para conseguir que los muffins se horneen todos al mismo tiempo es importante que pongas la misma cantidad de masa en cada molde. La manera más práctica de conseguir esto es utilizar una cuchara de helados. Si te queda algún molde vacío, y para evitar que el molde se deforme con el calor o los muffins se doren demasiado, llénalo con agua hasta la mitad de su capacidad.
  6. Hornear: Para evitar que los muffins se colapsen y te queden apelmazados, no abras la puerta constantemente para comprobar si están hechos. En su lugar, obsérvalos a través del cristal de la puerta del horno y cuando veas que los muffins empiezan a estar dorados abre la puerta y comprueba si están hechos pinchando con un palillo el centro de un muffin. Intenta no hornear en exceso los muffins, sino te quedarán secos.
  7. Enfriar: Deja enfriar los muffins cinco minutos dentro del molde, especialmente si llevan fruta fresca. Después desmolda y déjalos templar sobre una rejilla antes de servirlos. Si los dejas demasiado tiempo dentro del molde o, una vez desmoldados, no los dejas sobre una rejilla, la base de los muffins se pondrá húmeda.
  8. Congelar: Una vez estén completamente fríos, la mayoría de los muffins se pueden congelar hasta dos meses. No te recomiendo congelar los muffins que tienen streusel ya que la textura crujiente de éste se pierde con la descongelación. Para congelarlos, envuelve cada muffin en film transparente y mételos en una bolsa zip intentando eliminar el mayor aire posible. Para descongelarlos, déjalos a temperatura ambiente o usa la función descongelar del microondas. Si tienes un horno de sobremesa, caliéntalos 2-3 minutos (una vez descongelados) y te quedarán como recién hechos.






Favoritos y compartir
Si tienes alguna duda o quieres hacer algún comentario haz click aquí para desplegar el módulo. Recuerda que todos los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Gracias!

12 Comentarios

  1. ¿A qué se deben los túneles? me ha pasado sólo una vez en un bizcocho ¿demasiado horneado? ¿masa mezclada en exceso? O las dos cosas...
    Me ha sido muy útil esta entrada. Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Los túneles salen principalmente por mezclar demasiado la masa. Esto pasa porque al mezclar tanto la masa se desarrolla mucho el gluten de la harina y éste es el causante de que salgan los túneles una vez en el horno. Saludos.

      Eliminar
  2. Gracias, me lo temía. Es curioso, un bizcocho con un sólo túnel de lado a lado jejejj. Tendré más cuidado la próxima vez, lo mezclé en la máquina, a partir de ahora añadiré los ingredientes secos siempre a mano.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/6/13

    Hola, quiesiera saber si los muffins rellenos de jamón y queso, y los de frutas como el aándano, se pueden conservar a temperatura ambiente y por cuánto tiempo..

    Gracias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no te recomiendo que dejes los muffins más de un día a temperatura ambiente porque pierden esponjosidad. Si no los vas a consumir en el mismo día la mejor solución es congelarlos para que aguanten en buenas condiciones hasta tres meses. Saludos.

      Eliminar
  4. Anónimo16/1/14

    los muffins de fresa o arandanos como hacerlos para q la masa al lado de la fruta no este cruda o la fruta no se baje ? y a mi siempre los muffins me salen secos pq? con esta costra de arriba crujiente como evitarla? me gustan los muffins muy mojados como conseguir esta masa como comprada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, cuántas preguntas genéricas! A ver, vamos por partes...

      Con los muffins hechos con fruta fresca siempre hay que tener cuidado porque algunas frutas son muy ricas en agua y si ese agua entra en contacto con la masa impide una cocción correcta. ¿Has probado mis recetas de los muffins de arándanos azules o de los muffins de frambuesas? Porque te garantizo que si las sigues al pie de la letra no tendrás ninguno de esos problemas con tus muffins.

      Cuando los muffins quedan secos o crujientes por arriba es porque el horno estaba demasiado alto, se ha mezclado demasiado la masa o se ha puesto demasiada harina.

      Los muffins que venden en el mercado llevan toda clase de conservantes y humectantes para conseguir masas tiernas y esponjosas durante más tiempo. Los muffins caseros bien hechos quedan igualmente tiernos y esponjosos sin utilizar nada de eso, pero es mejor comerlos el mismo día o si no congelarlos para que se mantengan en perfectas condiciones.

      Eso es todo lo que puedo decirte. Si tienes alguna duda más específica sobre alguna receta mía, puedes dejar un comentario en el post de la receta en cuestión o enviarme un correo electrónico para que pueda ofrecerte más ayuda.

      Eliminar
    2. agata18/1/14

      muchas gracias.hoy hare tus muffins de frambuesa. y chocolate blanco.aunque lo hare con fresa pq no encontre frambuesa..espero q salgan ricos;))).un saludo y gracias x tu excelente explicación

      Eliminar
  5. Nunca me salen los mufins con copete siempre planos a que se deberá?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las causas pueden ser muchas: sobremezclado de la masa, incorrecta cantidad de levadura y/o bicarbonato, llenado insuficiente de los moldes... ¿Te ha pasado con alguna de mis recetas?

      Eliminar
  6. Hola Nika, mi pregunta es sobre el horno. Hay que ponerlo arriba y abajo, sólo abajo? Es que nadie lo indica y no estoy segura.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,

      Yo no puedo hablar por las recetas de otros. En todas mis recetas, a menos que se indique lo contrario, el horno siempre se pone con calor arriba y abajo, sin ventilador.

      Un saludo.

      Eliminar

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.