· Pasta fresca casera ·

Esta receta está dedicada a todo el mundo que le guste especialmente la pasta. Aunque hay más costumbre de consumir la pasta seca (hoy en día las hay de muy buena calidad) que la fresca, los verdaderos amantes de la pasta sabemos que esta última es muy superior. Pues bien, cuando hablamos de pasta fresca casera la diferencia es abismal. La única pega a la hora de hacer nuestra pasta fresca es la “necesidad” de invertir en una máquina que nos ayude en el proceso. No es que no se pueda hacer sin ella, (en el último de los truconsejos os explico cómo hacerla) es que es extremadamente laborioso y no nos sale a cuenta. Para entendernos sería como lavar la ropa a mano en lugar de comprarse una lavadora. Una vez que tenemos la máquina el proceso es bien sencillo y, creedme, vale mucho la pena. Aquí os dejo los pasos a seguir.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Pasta fresca casera
(Cantidad: 2 raciones)








Ingredientes:

125 gr. de harina de trigo
1 huevo mediano
1 tablespoon de agua mineral
1 teaspoon de aceite de oliva virgen extra

  • En un bol pequeño mezclar el huevo, el agua y el aceite.
  • En la mesa de trabajo hacer un volcán con la harina y añadir los líquidos. Amasar durante 10 min. hasta que la masa quede seca pero elástica. Si es necesario añadir un poco más de harina. Dejar reposar la masa otros 10 min.
  • Dividir la masa en dos o tres partes (si no se obtendrían unos espaguetis demasiado largos).
  • Pasar cada porción de masa por los rodillos de la máquina 6-8 veces en el grosor máximo doblando la masa sobre sí misma en cada pasada. Si está húmeda, enharinar la masa antes de cada pasada.
  • Estirar la masa, ya sin doblarla sobre sí misma, a través de los distintos grosores hasta llegar al más fino, enharinando conforme la masa lo requiera (si la masa está húmeda se pegará a los rodillos y será imposible estirarla). Reservar las láminas sobre una superficie ligeramente enharinada.
  • Poner a calentar una olla grande con abundante agua, sal y un chorrito de aceite.
  • Pasar las láminas de pasta a través de las cuchillas de la máquina empezando por la que más tiempo haya reposado. Reservar los espaguetis hasta que estén todas las láminas cortadas y el agua hirviendo.
  • Cuando el agua esté hirviendo echar todos los espaguetis y cocer unos 2 min. (dependerá del gusto personal).
  • Escurrir la pasta, servirla con vuestra salsa preferida y un buen trozo de focaccia.
∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos:
  • Si vuestra máquina es nueva o bien hace tiempo que no se ha usado, haremos una masa de harina y agua bastante seca y la pasaremos por los rodillos y las cuchillas repetidas veces para eliminar posibles restos o partículas.
  • No tengáis miedo de espolvorear con harina tantas veces como haga falta al trabajar con la masa. Os ahorraréis muchos problemas.
  • Las láminas de pasta, en especial si las hacéis bastante largas, no son fáciles de manejar. Un par de manos extra suelen venir muy bien.
  • Si no tenéis una máquina para hacer la pasta será más laborioso pero no imposible. Se trata de estirar la masa con el rodillo en una superficie enharinada hasta que quede lo más fina posible. Una vez conseguido enrollar las láminas de pasta sobre sí mismas formando un cilindro y cortarlas del ancho de un espagueti con un cuchillo bien afilado. Si la pasta estuviese húmeda, enharinar antes de enrollarla. Finalmente, desenrollar los espaguetis y cocer inmediatamente. 




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.