· Galletas de Melaza y Jengibre ·

Algunos las conoceréis como galletas de melaza, otros como galletas de jengibre, yo personalmente pienso que ninguno de los dos ingredientes debería obviarse al nombrar esta receta porque son inseparables. Se trata de unas galletas blandas con un rico aroma especiado que las hace increíblemente adictivas. Para los que no las conozcáis en absoluto esta receta será una especie de revelación. Son tan especiales que es difícil no recordar la primera vez que se prueban. Esto mismo me sucede con las Gingerbread Men Cookies, unas divertidas galletas que se elaboran casi con los mismos ingredientes pero con un resultado totalmente diferente. Dependiendo de si os gustan las galletas crujientes o blanditas seguramente preferiréis unas sobre las otras, aunque también puede ser que, como yo, seáis incapaces de quedaros sólo con una de ellas.


Galletas de melaza y jengibre
(cantidad: 40 galletas)

2 cups (260 gr.) de harina común
1 teaspoon de bicarbonato sódico
1¼ teaspoon de jengibre en polvo
1 teaspoon de canela de Ceilán en polvo
¼ teaspoon de clavo en polvo
¼ teaspoon de sal
½ cup (113 gr.) de mantequilla
1 cup (200 gr.) de azúcar moreno oscuro
1 huevo mediano
¼ cup (60 ml.) de melaza
Para rebozar:
Azúcar blanco

  • Tener la mantequilla y el huevo a temperatura ambiente.
  • En un bol mediano mezclar la harina, el bicarbonato, las especias y la sal.
  • En un bol grande, batir, a mano o a máquina, la mantequilla con el azúcar moreno hasta que quede una mezcla ligera y esponjosa (2 minutos aprox.). Añadir el huevo y la melaza y mezclar hasta que quede bien incorporado. Añadir los ingredientes secos (harina, bicarbonato, especias y sal) y mezclar hasta conseguir una masa suave. Tapar el bol y refrigerar durante 3 horas para que se pueda trabajar.
  • Precalentar el horno a 190º C. Cubrir una bandeja de horno con papel o silpat.
  • Formar, con la masa, bolas de 17 gr. y rebozarlas en el azúcar. Colocarlas en la bandeja dejando una distancia entre ellas de 5 cm. y aplastarlas ligeramente con la base de un vaso. Entre tanda y tanda de galletas, mantener el resto de masa en la nevera para que no se ablande.
  • Hornear 10 minutos o hasta que las galletas se empiecen a agrietar pero el centro esté blando. Sacar las galletas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla.


Truconsejos
  • La receta de estas galletas es muy flexible en cuanto a las cantidades de especias (se pueden aumentar o disminuir dependiendo de vuestro gusto personal) y, sobre todo, con los tipos de azúcar que se utilizan. Yo suelo hacerlas con azúcar moreno oscuro, pero se puede utilizar indistintamente el azúcar moreno claro, el azúcar blanco o una combinación de cualquiera de éstos. En función de los cambios, los acabados serán diferentes tanto en la textura como en el color final.
  • Para evitar que la melaza se pegue al medidor, engrasar el medidor previamente con un poco de aceite. De este modo la melaza deslizará fácilmente.
  • La masa se puede congelar una vez formadas las bolas, rebozadas en azúcar y aplastadas. Poner las bolas en una bandeja y meterla en el congelador. Cuando estén congeladas conservarlas en una bolsa zip. Hornear directamente del congelador (necesitarán 1-2 minutos más).
  • Si os gustan estas galletas y queréis probar unas similares a éstas pero con una textura crujiente y mucho más sabor a jengibre os recomiendo las Gingersnap Cookies.




También te puede interesar:



Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.