· Biscotti de Sant Jordi ·

El día 23 de abril, la Diada de Sant Jordi, es el día en que los catalanes celebran a su santo patrón y, por esta razón, en muchas pastelerías es habitual elaborar el tradicional Pà de Sant Jordi así como todo tipo de dulces que lleven los colores de la bandera de Cataluña. Estos biscotti están inspirados en esta tradición.

Para elaborar esta receta he utilizado una sencilla masa de biscotti, aromatizada con vainilla y teñida con colorante amarillo, por una parte, y con agua de rosas y colorante rojo, por la otra. El mayor desafío, sin embargo, ha consistido en ensamblar cuidadosamente las piezas para conseguir el efecto deseado. Si tenéis el más mínimo reparo en utilizar los colorantes, os invito a probar en su lugar los biscotti de vainilla y chocolate, que se elaboran con la misma técnica.


Biscotti de Sant Jordi (cantidad: 15 biscotti)

1 cup (120 gr.) de harina de trigo
¾ teaspoon de levadura química
⅛ teaspoon de sal
3 tablespoons (40 gr.) de mantequilla
⅓ cup (65 gr.) de azúcar blanco
1 huevo mediano
Para la masa roja:
¼ teaspoon de agua de rosas
Colorante rojo
Para la masa amarilla:
½ teaspoon de extracto natural de vainilla
Colorante amarillo

  • Precalentar el horno a 175º C. Cubrir una bandeja de horno con papel o silpat.
  • En un bol pequeño mezclar la harina, la levadura y la sal. Reservar.
  • En un bol mediano batir la mantequilla ablandada y el azúcar durante 3 minutos hasta que queden una mezcla cremosa y ligera. Añadir el huevo y mezclar hasta que quede bien incorporado. Añadir la mezcla de harina, levadura y sal gradualmente mezclándolo bien. Quedará una masa bastante pegajosa. Dividir la masa en dos partes iguales (lo ideal sería una proporción de 45-55%, sino las franjas rojas serán ligeramente más gruesas).
  • Añadir el colorante y el aroma (agua de rosas para la masa roja y vainilla para la amarilla) hasta obtener el color deseado, mezclándolo bien para que quede un color uniforme. (Si queda demasiado pegajosa, añadir un poco de harina)
  • Dividir la masa roja en 4 porciones y la masa amarilla en 5.
  • Con las manos bien humedecidas forma tiras de unos 25-30 cm. y colocarlas lado a lado alternativamente empezando y acabando con las de color amarillo. Hay que asegurarse que queden bien juntas para que al hornear la masa quede bien unida.
  • Hornear durante 25 minutos o hasta que la superficie de la masa esté ligeramente dorada. Sacar la masa del horno y dejarla enfriar 10 minutos.
  • Bajar la temperatura del horno a 165º C.
  • Una vez la masa esté templada, cortarla, con la ayuda de un cuchillo de sierra, en rebanadas de unos 1-1,5cm. Colocar los biscotti en la bandeja del horno uno al lado del otro y con el corte hacia arriba. Hornear durante 10 minutos. Sacar la bandeja del horno, dar la vuelta a los biscotti y volver a meter en el horno durante 10 minutos más. Una alternativa a esto es colocar los biscotti de pie dejando una distancia entre ellos de unos 3cm. y hornearlos 20-25 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar los biscotti en una rejilla.
  • Cuando los biscotti estén completamente fríos, meterlos dentro de un bote hermético donde se conservarán perfectamente durante 2 semanas.


Truconsejos
  • Cuando cortéis las rebanadas lo podéis hacer en diagonal, si queréis que los biscotti queden más largos o recto, si queréis que queden más cortos. Lo importante es utilizar un cuchillo de sierra para que el corte sea limpio y no se tenga que hacer presión.
  • La clave del segundo horneado es secar los biscotti sin dorarlos demasiado. Por eso es importante hacerlo a una temperatura más baja que el primer horneado. La duración de este segundo horneado es orientativa y dependerá de cómo de crujiente queráis los biscotti (más crujiente=más tiempo).




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.