· Madeleines ·

Hay muchas recetas para elaborar las madeleines y todas ellas acaban por parecer correctas ya que para elaborar este postre se utiliza un molde muy específico cuyas hendiduras recuerdan a una concha marina. Sin embargo, los verdaderos entendidos en esto de las madeleines son mucho más exigentes y van más allá de la divertida forma que toman de sus moldes. Según éstos, unas madeleines perfectas se caracterizan por tener, a parte del dibujo del molde en su base, una protuberancia a modo de joroba en la superficie y un ligerísimo borde crujiente que al morder da paso a una delicada y tierna textura interior.

He hecho esta receta en muchísimas ocasiones y siempre he conseguido unas madeleines que han hecho las delicias de mis invitados, incluso de los más exigentes. No es una receta para nada difícil y la verdad es que es un lujazo comerse estas pequeñas delicias de la repostería francesa.


Madeleines
(cantidad: 16 madeleines)

2 huevos medianos
½ cup (100 gr.) de azúcar blanco
¼ teaspoon de sal
1 teaspoon de ralladura fina de limón
¾ cup (100 gr.) de harina de trigo de repostería
½ teaspoon de levadura química
6 tablespoons (80 gr.) de mantequilla derretida

Azúcar glas para espolvorear (opcional)
Mantequilla y harina extra para el molde

  • Derretir la mantequilla y dejar enfriar.
  • En un bol pequeño tamizar la harina y la levadura. Reservar.
  • En un bol mediano batir los huevos junto con el azúcar, la sal y la ralladura de limón hasta que quede espeso y de color pálido (3-5 minutos).
  • Añadir la harina en tandas con movimientos envolventes utilizando una espátula. No mezclar en exceso.
  • Añadir cuidadosamente la mantequilla derretida y mezclarla con la espátula hasta que quede bien incorporada.
  • Tapar el bol con film transparente y dejarlo reposar en la nevera 2-3 horas como mínimo.
  • Precalentar el horno a 200º C. y colocar la rejilla en el centro del horno. Engrasar concienzudamente los moldes con la mantequilla extra (ablandada, no derretida). Espolvorear con harina y retirar el exceso.
  • Añadir un tablespoon de masa en cada cavidad del molde y hornear 5 minutos. Sin abrir la puerta del horno, bajar la temperatura a 175ª C y seguir horneando 4-5 minutos más o hasta que queden los bordes bien dorados.
  • Retirar del horno, desmoldar inmediatamente y dejar enfriar las madeleines sobre una rejilla.
  • Una vez templadas ya se pueden consumir y, si se desea, espolvorear con azúcar glas. Cuando estén completamente frías, conservarlas en un bote hermético.


Truconsejos
  • El tiempo de reposo de la masa en la nevera es importante para obtener la característica joroba. El tiempo indicado se puede alargar e incluso dejarlo toda la noche.
  • No rellenar en exceso los moldes, ya que en vez de conseguir que suban más, lo único que conseguiréis es que la masa se desborde de las cavidades.
  • No os recomiendo usar moldes de silicona porque puede ser que no consigáis un dorado uniforme en la base o, en algunos casos, ésta os quede con un aspecto brillante.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.