· Salsa de Chocolate ·

Hay ocasiones en las que el mercado ofrece ya preparados y envasados los productos más absurdos y sencillos de hacer. Este es el caso de la salsa de chocolate, que es tan increíblemente fácil de hacer que si la gente lo supiera no volvería a comprarla jamás. Además, como siempre que se hacen las cosas en casa y con ingredientes de calidad, está infinitamente más buena y la receta se puede adaptar fácilmente al gusto personal (abajo en los truconsejos encontraréis la información al respecto).

A diferencia de la gran mayoría de salsas de chocolate, esta sencilla receta no lleva ni mantequilla ni nata y, aún así, se consigue que quede realmente cremosa. Es una salsa ideal para acompañar casi cualquier dulce (brownies, pancakes, profiteroles, gofres, helados…), pero también sirve para preparar cómodamente batidos y sándwiches de chocolate. Está tan buena que tendréis la tentación de comerla a cucharadas.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴




Salsa de Chocolate
Cantidad: 1 cup (240 ml.)

25 gr. de chocolate negro (50%)
½ cup (120 ml.) de agua mineral
¼ cup (50 gr.) de azúcar blanco
2-4 tablespoons de miel suave
6 tbsp. (35 gr.) de cacao en polvo alcalizado



  • Trocear o rallar el chocolate. Reservar.
  • En un cazo mediano poner el resto de ingredientes (agua, azúcar, miel y cacao en polvo) y calentar a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que empiece a hervir.
  • Cuando comience a hervir, retirar del fuego y añadir el chocolate troceado. Mezclar hasta que el chocolate se haya derretido y quede una salsa homogénea y brillante.
  • Una vez esté fría, conservarla en un bote cerrado dentro de la nevera donde aguantará unos 15 días.
  • Para darle tiempo a que espese es necesario dejarla reposar en la nevera unas horas antes de servir. Si se desea se puede calentar en el microondas.
∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos:
  • Para preparar esta receta se puede utilizar tanto el cacao natural como el alcalizado, aunque yo suelo utilizar este último que es menos amargo. Las marcas de cacao y de chocolate que utilicéis tendrán mucho que ver con el sabor final de la salsa que os resulte.
  • El agua puede ser sustituida total o parcialmente por café o algún tipo de licor para darle a la salsa notas diferentes. Otra manera de introducir aromas en la salsa es añadirle ½ teaspoon de extracto de vanilla, usar el azúcar vainillado en lugar del blanco o incluso ponerle ¼ de teaspoon de canela.
  • Para elaborar esta salsa os recomiendo usar una miel suave (de acacia o de azahar). También podéis usar en su lugar sirope de agave, golden syrup, corn syrup o glucosa.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.