· Sobre el jengibre ·

El jengibre es nombre con el que se conoce comúnmente al rizoma de la planta Zingiber officinale, una especie de tallo subterráneo muy apreciado por su aroma y su sabor picante. El jengibre se cultiva en un buen número de países de la franja tropical siendo China e India los dos mayores productores y Australia, Jamaica y Hawaii, los que producen el jengibre más caro y considerado como de mayor calidad.

Al jengibre se le atribuyen desde la Antigüedad innumerables propiedades medicinales una de las más conocidas es la prevención de las naúseas producidas por los medios de transporte o las de las mujeres embarazadas. También se le considera un buen remedio para las afecciones estomacales. En los países de la cultura anglosajona es habitual tomar ginger ale, una bebida carbonatada a base de jengibre, para aliviar todos estos síntomas.

¿Cómo puede encontrarse el jengibre?
Al margen de sus propiedades medicinales el jengibre es principalmente apreciado en la cocina, tanto dulce como salada, por su fragante aroma y su sabor picante. Hoy en día, puede encontrarse fácilmente en el mercado en diferentes formatos:

Jengibre fresco maduro: Este es el jengibre más habitual de encontrar y el más utilizado para elaborar platos. Tiene un sabor muy intenso y una piel exterior de color marrón que adopta diferentes tonalidades (del marrón al crema) según las diferentes procedencias. Las variedades de piel más clara, como la jamaicana, suelen ser las más apreciadas. El tamaño de las “manos”, el nombre como se conoce a las piezas completas del rizoma, puede ser más o menos grande en función de la calidad de la planta, siendo, por norma general, las pequeñas las de mayor calidad.

Jengibre fresco inmaduro o joven: Este jengibre está disponible entre la primavera y el verano casi siempre procedente de Hawai u otros países del pacífico. Este tipo de jengibre tiene un sabor más suave, es menos fibroso que el maduro y se caracteriza por tener una piel muy fina, casi translúcida, que nunca debe retirarse antes de su uso. En España es prácticamente imposible de encontrar.

Jengibre en polvo: No es otra cosa que el jengibre maduro secado y molido, listo para usar cono cualquier otra especia. Se puede encontrar fácilmente en los stands de especias de los supermercados.

Jengibre confitado o cristalizado: Es jengibre fresco (joven o maduro) que ha sido cocinado a fuego lento en un sirope de azúcar, rebozado en azúcar blanco y secado al aire. En el mercado se puede encontrar tanto en dados como en rodajas, listo para tomar tal cual o utilizarlo troceado, igual que si se tratase de pasas o cualquier otro fruto seco, en postres como muffins, cookies o cakes. Dependiendo del tipo de jengibre que se haya utilizado para prepararlo su sabor puede ser más o menos picante o intenso. Este tipo de jengibre se puede elaborar de forma casera muy fácilmente.

Jengibre en vinagre: También conocido como gari. Es el típico acompañamiento que se sirve con el sushi para limpiar el paladar y complementar el sabor del pescado crudo. Se elabora marinando el jengibre fresco joven en vinagre de arroz hasta conseguir que quede tierno para después cortarlo en finas lonchas. Aunque, hoy en día, muchas marcas comerciales utilizan colorantes para darle artificialmente un color rosa intenso, el auténtico jengibre en vinagre debería tener un color amarillo pálido o, como mucho, ligeramente rosa.

¿Cómo comprar y conservar el jengibre?

El jengibre fresco debe comprarse fijándose siempre en que esté muy firme al tacto y la piel sea suave, sin grietas, ni arrugas, ni moho, que son indicativos de que está en mal estado. Su aroma debe notarse bien fresco y especiado. Puede mantenerse fresco durante varias semanas en la nevera, sin tapar, o bien puede conservarse durante meses congelado, ya rallado. Para pelar el jengibre basta con raspar la piel con el reverso de un cuchillo o con una cuchara.

El jengibre en polvo, igual que cualquier otra especia, debe comprarse en pequeñas cantidades, en función de su uso, y conservarse en un lugar fresco, seco y alejado de las fuentes de calor para preservar todo su aroma y cualidades intactos.





Favoritos y compartir
Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.