· Vanilla Pudding ·

El pudding de vainilla es uno de los postres de cuchara más sencillos que se pueden encontrar y, sin embargo, hay una gran cantidad de recetas diferentes para prepararlo. Se pueden preparar con o sin huevo en función del gusto y la cremosidad deseada. Yo, por ejemplo, suelo preparar el pudding de chocolate sin huevo porque con el chocolate ya se consigue la cremosidad correcta, mientras que en el caso del pudding de tapioca o el butterscotch pudding es necesario utilizar huevo.

Como la vainilla es la principal responsable del sabor del pudding os recomiendo mucho más si cabe que utilicéis un extracto natural de vanilla porque la diferencia con los aromas artificiales es muy apreciable. Podéis disfrutar del pudding de vainilla sólo, acompañado de otros puddings como el de chocolate o como parte de postres más elaborados como el banana pudding. En cualquiera de los casos, siempre consigue brillar porque la vainilla es uno de los sabores más universalmente reconocidos.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Vanilla Pudding
Cantidad: 4 raciones

¼ -⅓ cup (50-65 gr.) de azúcar blanco
1½-2 tbsp. (15-20 gr.) de maicena
⅛ teaspoon de sal
1¼ cups (300 ml.) de leche entera
2 yemas de huevo mediano
½ vaina de vainilla
1½ tablespoon (20 gr.) de mantequilla
¾ teaspoon de extracto natural de vainilla

Para servir (opcional):
Nata montada

  • En un cazo mediano poner el azúcar, la maicena y la sal. Añadir la leche, las yemas de huevo y las semillas de la vaina y mezclar con unas varillas hasta que la maicena se disuelva y las yemas queden bien incorporadas. Calentar a fuego medio, removiendo constantemente con una cuchara o espátula de silicona, hasta que la mezcla hierva y espese (5-7 minutos). Retirar del fuego, añadir la mantequilla y el extracto de vainilla y mezclar bien hasta que la mantequilla se haya derretido. Pasar la mezcla por un colador para asegurarse que no queden grumos.
  • Rellenar los moldes. Aunque parezca que aún no está muy espeso no os preocupéis porque una vez haya reposado en la nevera acabará teniendo la textura correcta.
  • Tapar los moldes con film transparente (que esté en contacto con el pudding si queréis evitar que se le forme una película encima), dejar que se templen y meterlos en la nevera como mínimo 2 horas.
  • Si se desea, servir con un poco de nata montada.
∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos
  • La cantidad de azúcar y maicena es totalmente adaptable a vuestro gusto personal en función de si preferís el pudding más o menos dulce o más o menos espeso.
  • Si no queréis utilizar dos yemas podéis usar un huevo entero en su lugar.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.