· Bacon & Chives Biscuits ·

Estos panecillos con bacon frito y cebollino fresco son una variación muy especial de los clásicos buttermilk biscuits con los que podréis acompañar y elevar toda clase de platos de cuchara ya sean sopas, cremas o estofados. También son ideales para servir con los típicos desayunos salados a base de huevo y charcutería.

Inicialmente pensados para acompañar y mejorar otros platos, su inigualable textura tierna y hojaldrada y, sobretodo, su combinación de sabores hacen que sea prácticamente imposible resistirse a comérselos solos.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴


Bacon & Chives Biscuits
(cantidad: 12 biscuits)

100 gr. de bacon, (unas 6 lonchas)
¼ cup (15 gr.) de cebollino picado
2 cups (260 gr.) de harina de trigo común
2 teaspoons de levadura química
¼ teaspoon de bicarbonato sódico
½ teaspoon de sal
6 tablespoons (85 gr.) de mantequilla fría
¾ cup (180 ml.) de buttermilk frío



  • Precalentar el horno a 215º C. Cubrir una bandeja de horno con papel o silpat.
  • Para freír el bacon: poner las lonchas en una sartén, sin añadir aceite, a fuego medio, y cocinarlas sólo hasta que estén bien doradas pero ligeramente tiernas. Dejarlas enfriar sobre un papel absorbente antes de cortar en trocitos pequeños.
  • En un bol grande mezclar la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal.
  • Añadir la mantequilla fría, cortada en dados y, con la ayuda de un pastry blender (ablandador de masas), dos cuchillos o con las puntas de los dedos, mezclar la mantequilla con la harina hasta que tenga aspecto de migas de pan. Añadir el bacon, frío y troceado, y el cebollino picado. Mezclar.
  • Hacer un hueco en el centro de la harina y verter el buttermilk. Mezclar, con una espátula o un tenedor, sólo hasta que los ingredientes se hayan humedecido y quede más o menos unido en una bola.
  • Pasar la masa a una superficie ligeramente enharinada, y con las manos y sin amasar formar un rectángulo. Doblarlo en tres como si fuera una carta. Girar la masa 90º y repetir dos veces más.
  • Enharinar ligeramente la superficie y estirar la masa hasta obtener un grosor de 1,5 cm. Cortar los biscuits con un cortador redondo de unos 6 cm. de diámetro y colocarlos sobre la bandeja. Juntar la masa restante (no amasar) y seguir cortando hasta finalizar la masa.
  • Con el dedo pulgar apretar ligeramente el centro de cada biscuit (esto hará que los biscuits suban rectos) y pintarlos ligeramente con buttermilk. Hornear durante 12 minutos o hasta queden ligeramente dorados.
  • Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Servir templados.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos
  • Es importante que la mantequilla esté bien fría para que al trabajar la masa no se funda sino que queden pequeños trozos de mantequilla, que serán los que harán que los biscuits queden ligeros y hojaldrados. Yo suelo meter la mantequilla, ya cortada, en el congelador 15 minutos antes de utilizarla.
  • Otro punto importantísimo es NO trabajar en exceso la masa porque lo único que conseguiremos haciéndolo es que los biscuits queden duros y no suban bien.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.