· Salsa de Caramelo ·

La salsa de caramelo es uno de los toppings más básicos y universales con los que acompañar los postres. Basta una pequeña cantidad de ésta para llevar a postres sencillos como un helado o unos pancakes al siguiente nivel. Pero, más allá de este uso tan directo de ponerla por encima de cosas, la salsa de caramelo también se puede usar en las recetas como ingrediente, consiguiendo así incorporarles toda su cremosidad y su sabor. Esto puede hacerse fácilmente, por ejemplo, en brownies, cheesecakes, trufas, frostings…

Esta es una receta básica y muy sencilla de hacer, con la única precaución de que siempre que se trabaja con el azúcar a altas temperaturas hay que tener el máximo cuidado y no confiarse ni perderlo de vista ni un segundo. Sobre la receta básica también os ofrezco las dos variantes clásicas de esta maravillosa salsa: al punto de sal y al Bourbon. Cualquiera de las tres versiones, a cada cual más deliciosa, puede usarse indistintamente proporcionando diferentes matices allá donde se utilice.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴




Salsa de Caramelo
Cantidad: 1¼ cup (320 gr.)

1 cup (200 gr.) de azúcar blanco
6 tbsp. (84 gr.) de mantequilla
½ cup (120 ml.) de nata líquida (35% m.g.)
Variaciones:
½ - ¾ teaspoon de sal en escamas
1-2 tbsp. (15-30 ml.) de Bourbon



  • Tener la mantequilla y la nata a temperatura ambiente.
  • En un cazo grande y de paredes altas poner el azúcar y calentarlo a fuego medio-alto removiendo de vez en cuando pero sólo hasta que el azúcar se haya derretido por completo.
  • Una vez el azúcar esté derretido no batir ni remover y dejar cocinar hasta que tenga un color ámbar oscuro (si tenéis un termómetro éste deberá indicar 177 ºC). Si fuera necesario y para ayudar a que se cocine uniformemente, podéis mover el cazo con un movimiento oscilatorio suave para hacer circular el azúcar líquido por la base del cazo.
  • Añadir toda la mantequilla (con cuidado porque empezará a burbujear intensamente) y batir con unas varillas hasta que quede completamente incorporada.
  • Retirar del fuego y añadir, poco a poco, la nata líquida (cuidado porque volverá a burbujear) y seguir batiendo hasta que quede bien incorporada. Si el ambiente es muy frío es posible que el caramelo se solidifique antes de que podáis incorporar toda la nata; en ese caso, volver a poner el cazo a fuego bajo y seguir batiendo con las varillas hasta que todo el caramelo se disuelva y quede una salsa fina.
  • En este punto es dónde deben añadirse la sal y/o el bourbon para hacer las versiones removiendo para ayudar a incorporarlos.
  • Verter la salsa en un bote y dejarla enfriar a temperatura ambiente antes de meterla en la nevera donde se conservará unas 2 semanas.
∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos
  • Una vez fría esta salsa espesará bastante. Para devolverla a su estado líquido simplemente hay que ponerla unos segundos en el microondas.
  • Cuando se trabaja con azúcar a altas temperaturas HAY QUE TENER MUCHÍSIMA PRECAUCIÓN para no quemarse con las salpicaduras.



Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.