· Magdalenas, Muffins y Cupcakes: Diferencias ·


Este es un tema muy curioso porque, desde el punto de vista de la repostería, la confusión entre muffins, magdalenas y cupcakes no tiene mucho sentido ya que cada uno de ellos se elabora con distintas proporciones e ingredientes y utilizando técnicas diferentes. Y en el caso del consumidor, que en principio ignora estos detalles, tampoco tendría que haber lugar a la confusión siempre y cuando se respetase el nombre que corresponde a cada producto. Y entonces, ¿por qué no se respetan dichos nombres?

¿Será por que es mucho más fácil y rentable aprovechar el tirón que tienen las magdalenas en España para introducir los muffins y los cupcakes que son mucho menos populares?

¿Será por que se tienen prejuicios con los términos extranjeros y se prefiere utilizar la palabra magdalena para identificar a los tres productos aunque no sean lo mismo?

¿Será por que se pretende hacer pasar por cupcakes a simples y burdas magdalenas decoradas o a llamar magdalenas de sabores a lo que en realidad son muffins?

Sea como sea, lo cierto es que se ha convertido en una costumbre encontrarse con blogs que, pretendiendo dar a conocer sus recetas, utilizan indiscriminadamente la palabra magdalena para referirse a muffins y cupcakes confundiendo a las pobres personas que intentan aprender de ellos. Y lo mismo ocurre con muchos de los novedosos talleres y negocios, que se dedican a vender muffins y magdalenas decoradas como si fueran cupcakes, aprovechándose de que están de moda. Todo ello contribuye, en mi humilde opinión, a alimentar la confusión de la gente.

Lo que viene a continuación son unas fichas detalladas de lo que en repostería se identifica como magdalenas, cupcakes o muffins. Si bien estos criterios no se consideran grabados en piedra, sí son más que suficientes para eliminar cualquier clase de confusión entre ellos. De esta forma, siempre que se te genere la más mínima duda podrás distinguirlos.



1. Magdalenas 2. Muffins de Compota de Manzana 3. Hummingbird Cupcakes


Magdalenas
  • Su origen es español, pero son una adaptación de las madeleines francesas.
  • Se consumen como desayuno o merienda y suelen tomarse con leche para mojarlas en ella.
  • Su textura es esponjosa y ligera.
  • Son más dulces y grasas que los muffins pero menos que los cupcakes.
  • No llevan ni frostings, ni icings, ni decoraciones de fondant.
  • No existen versiones saladas.
  • Siempre están hechas con aceite (normalmente de girasol).
  • La masa no incorpora nada (ni chocolate, ni frutos secos, ni rellenos).
  • Parte de los ingredientes necesitan ser batidos unos minutos para incorporar aire a la masa y, además ésta debe reposar en la nevera.
  • Siempre se hornean poniendo la masa en moldes de papel rizado (cuadrado, redondo o alargado).

Muffins
  • Su origen es americano y forman parte de la familia de los quick breads (panes rápidos).
  • Se consumen como desayuno, merienda o tentempié dependiendo de lo que estén hechos y de si son dulces o salados.
  • Tienen una textura esponjosa pero más compacta que las magdalenas.
  • Suelen ser mucho menos dulces y menos grasos que las magdalenas y los cupcakes.
  • No llevan ni frostings, ni icings, ni decoraciones de fondant.
  • Existen versiones dulces y saladas.
  • Se preparan tanto con mantequilla derretida como con aceite vegetal.
  • La masas incorporan todo tipo de add-ins (chocolate, frutos secos, fruta fresca, fruta desecada, aromas, etc.) y, a parte de la harina de trigo, se utilizan otras harinas y cereales (harina integral, copos de avena, salvado, harina de espelta…)
  • A veces se les añade antes de hornear un streusel (mezcla de harina, azúcar, mantequilla y frutos secos o copos de avena) para darles un toque crujiente. O también en algunos casos se les puede poner una glasa ligera una vez fríos.
  • Para elaborarlos se utiliza el quick-method (típico de los quick breads): los ingredientes secos se mezclan por un lado, los líquidos por otro y después se unen mezclándolos lo justo para que los ingredientes secos queden hidratados. La masa se hornea inmediatamente.
  • Se hornean en bandejas de muffins y, aunque tradicionalmente no se utilizaban moldes de papel, hoy en día es habitual utilizarlos salvo en los casos que se quiera conseguir una corteza exterior.

Cupcakes
  • Su origen es americano y son pequeñas versiones individuales de cakes (pasteles de celebración).
  • Se consumen con la misma idea que los pasteles, es decir, para ocasiones especiales, cumpleaños, etc.
  • Su textura es de bizcocho tierno y esponjoso.
  • Son más dulces y más grasos que los muffins y las magdalenas.
  • No existen versiones saladas.
  • Dependiendo de la receta puede usarse aceite vegetal, mantequilla derretida o mantequilla a temperatura ambiente.
  • Las masas pueden incorporar add-ins (chocolate, frutos secos, fruta fresca, fruta desecada, aromas, etc.) ya que dependerá del tipo de cake que se haga.
  • Siempre llevan frostings o icings (crema de mantequilla, crema de queso, glasas...) y a veces también decoraciones hechas en fondant o chocolate.
  • Existen diferentes métodos de mezclado y dependerá de la clase de cake que se haga. No obstante el más utilizado es el creaming-method donde la mantequilla a temperatura ambiente se bate con el azúcar y después se incorporan el resto de ingredientes. La masa se hornea inmediatamente.
  • Se hornean en bandejas de muffins y éstas siempre se cubren con moldes de papel rizado, que para potenciar el toque festivo pueden ser de colores y con motivos decorativos.

Y ahora que ya sabes lo que es cada uno de ellos, qué te apetece tomar: ¿Un cupcake, un muffin o una magdalena?





Favoritos y compartir
Si tienes alguna duda o quieres hacer algún comentario haz click aquí para desplegar el módulo. Recuerda que todos los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Gracias!

8 Comentarios

  1. Fenomenal la clase de cocina, me ha encantado. Muy bien explicada la diferencia entre las unas y los otros. Como magdalenas ya se hacer, voy a ver si me atrevo mañana con unas cupcakes. Gracias y un saludo May


    ResponderEliminar
  2. Disculpa q no este totalmente de acuerdo con lo escrito pues en otros paises se llaman de otras formas y no lo tomas en cuenta, no se cual es el problema miengras las personas cocinen sus propias recetas esta perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te confundas Dora. No es lo mismo llamar a un postre por un nombre diferente en otro país que usar un mismo nombre para postres que son claramente diferentes. Esto último es lo que pasa en muchas tiendas, talleres y blogs de España y de eso es de lo que va este artículo.

      Puedo entender que cada uno en su casa haga y llame a las cosas como quiera, pero si se prentende enseñar o vender un producto, lo correcto para evitar confusiones y fraudes, es llamar a las cosas por su nombre: si se vende una magdalena que sea una magdalena y no un muffin y si se vende un cupcake que sea un cupcake y no un muffin o una magdalena decorada. Un saludo.

      Eliminar
  3. Anónimo29/4/14

    Me encanto tu explicacion muy buena aclaracion

    ResponderEliminar
  4. Muy clara la explicación, le estoy muy agradecida, porque quería conocer esas diferencias. Mil gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por explicar las diferencias; la verdad es cierto que en muchos lugares por generalizar, nos crean confusión...

    ResponderEliminar
  6. Gracias, has despejado todas mis dudas. :)

    ResponderEliminar
  7. Excelente aclaracion, mil gracias..un saludo!!!😊

    ResponderEliminar

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.