· Moldes de Pan (Loaf) ·


De los tres moldes básicos que yo considero más necesarios, el molde de loaf o plum cake es el que nunca debería faltarte si tienes interés por la elaboración de panes de molde. Porque a diferencia de los panes rústicos o los panecillos, los panes de molde, como su propio nombre indica, necesitan de estos moldes rectangulares para que puedas conseguir unas rebanadas perfectas.

Pero, como no sólo de pan vive el hombre, con este utilísimo molde también podrás hacer quickbreads, que son la versión en grande de los muffins, bizcochos de todo tipo, pound cakes, plum cakes… Y esto no es nada, porque si tienes interés, como yo, por las recetas de pequeñas cantidades, puedes hacer también lemon bars, brownies y blondies con la mitad de las recetas en las que se utiliza el molde cuadrado. Por no decir de las recetas saladas como la lasaña o los meatloafs.

Éste es, en mi opinión, un molde subestimado y muchas veces relegado sólo al mundo de los panes cuando en realidad ofrece infinitas posibilidades. Pero, como siempre, hay que tener presente que no todos los moldes son iguales, ni están hechos con los mismos materiales, con lo que es muy importante tener muy claras las medidas que suelen funcionar con las recetas para no acabar con un molde muy grande o muy pequeño que haga misión imposible obtener buenos resultados.


Cómo elegir un buen molde de loaf

Los moldes de loaf pueden encontrarse en cuatro materiales diferentes: metal, cerámica, cristal y silicona. Yo sólo aconsejo los de metal porque son los únicos con los que se consiguen dorados perfectos y, si se engrasan adecuadamente, nunca se pegan las cosas. La cerámica y el cristal, no transmiten tan eficazmente el calor como las buenas aleaciones de metal y además son muy pesados y frágiles, pero si encuentras las medidas adecuadas pueden utilizarse perfectamente. No puedo decir lo mismo de los moldes de silicona, que nunca aconsejo comprar, porque no doran bien, deforman las masas debido a la elasticidad del material, producen una pátina brillante en las zonas de contacto e incluso, a veces, introducen sabores extraños.

En el caso de los moldes de metal tienes que considerar también cual es el uso preferente que quieres darle a tu molde ya que, en general, se considera que los moldes de metal claro son más adecuados para masas con gran cantidad de azúcar, porque éstos evitan que los bizcochos se doren demasiado con los tiempos largos de horneado. Los moldes oscuros, en cambio, son ideales para conseguir dorados y cortezas uniformes y perfectas en los panes. Si tienes la opción de tener uno de cada, perfecto, pero sino, es preferible tener el oscuro porque con el claro los panes nunca quedan tan bien. La contrapartida de esto es que al hacer los quickbreads o bizcochos hay que reducir el tiempo de horneado en 5-10 minutos y pueden quedar un poco más dorados de lo que se esperaría, pero sin perjudicar en ningún momento el sabor o la textura final.

Qué tamaño elegir

Esto suele ser lo que da más quebraderos de cabeza y lo que puede convertir a algunos moldes en muy poco prácticos. En principio, para hacer las recetas de este blog y la mayoría de las de origen americano, se considera la medida de 23x13cm como el tamaño estándar de estos moldes. Si compráis modelos americanos esto son 9x5 inches o pulgadas.

Pero en España no es fácil encontrar moldes de estas dimensiones y más bien parece que se dedican a evitarlas. Como te puedes imaginar esto lo complica todo y puede hacer que las cantidades de las recetas resulten en panes o bizcochos ridículos en un molde supergrande o que se desborden en moldes muy pequeños. Algo que no es aceptable en ningún caso pero menos aún en los panes si se desea obtener unas rebanadas bien proporcionadas.

Para estar seguro de la capacidad del molde basta con multiplicar las dos dimensiones principales (largo y ancho) del interior del molde que te interese y comparar el número con el que resulta del molde estándar de 23x13 (que es 299). Cuanto mayor sea la diferencia entre las cifras, mayores serán los problemas con las recetas que hagas. Pero, ten en cuenta también que aunque las cifras coincidan casi perfectamente, puede ocurrir que el molde sea más alargado y estrecho de lo normal (esto es habitual en los moldes que se encuentran en España) y no te quede igual que si lo hicieras con un molde estándar.

Así que no te olvides de usar la calculadora cuando vayas a comprar tu molde de loaf y no tendrás ningún problema para disfrutar de todas las recetas que podrás hacer con él.


Recetas que puedes hacer con este molde:
Bizcochitos Fruta & Fibra {tipo All-Bran}
Mini Chocolate Layer Cake
Mini Carrot Layer Cake
Mississippi Mud Cake
Orange Yogurt Cake
Pan de molde (blanco)
Pan de molde (integral)
Pan de Avena
Pan de Calabaza (Yeasted Pumpkin Bread)
Pan de Plátano (Yeasted Banana Bread)
Pan de Canela (Yeasted Cinnamon Bread)








Favoritos y compartir
Si tienes alguna duda o quieres hacer algún comentario haz click aquí para desplegar el módulo. Recuerda que todos los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Gracias!

1 Comentario

  1. Me has despejado dudas, sobre todo en cuanto al color. He visto por internet moldes Wilton (parecen buenos)a buen precio y que encajan con la medida estándar. Así que tengo la opción de comprarlo online en caso de no encontrarlo en tiendas de por aquí.
    Gracias por la entrada :) siempre aprendo mucho leyendo tu blog.

    ResponderEliminar

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.