· Mermelada Casera de Cereza ·

La mermelada de cereza rara vez suele figurar entre las favoritas de la gente. Esto es algo que resulta difícil de comprender si se tiene en cuenta que las cerezas, cuando están de temporada, inundan los mercados con su brillante color y se convierten durante unas pocas semanas en la fruta favorita de todos. Yo creo que el motivo de esta disparidad, por lo menos en mi caso, son los exagerados porcentajes de azúcar que acostumbran a utilizar los fabricantes, que acaban por enmascarar el frágil sabor de las cerezas.

Así que, como siempre, si se quiere disfrutar de una auténtica mermelada de cereza que realmente capture el sabor de éstas, hay que hacerla de forma casera. El secreto para conseguirlo es tratar a la fruta con más cuidado, esto es, utilizando menos azúcar y haciendo tandas pequeñas para reducir el tiempo de cocción y así mantener siempre brillante el sabor de la cereza en la mermelada. Siguiendo con esta misma filosofía y a diferencia de la mermelada de fresa donde utilizo la vainilla para potenciar y complementar el sabor de las fresas, en este caso, he preferido no utilizar ningún aroma que pudiera interferir con el delicado sabor de las cerezas. El resultado es una mermelada con una textura increíble y que de verdad consigue atrapar el genuino sabor de la cereza.


Mermelada de Cereza
Cantidad: 400 gr. aprox.



Ingredientes:
400 gr. de cerezas deshuesadas
200 gr. de azúcar blanco
1 tablespoon (15 ml.) de zumo de limón
La piel de 2 manzanas

  • Lavar y deshuesar las cerezas. Una vez limpias deberán pesar 400 gr.
  • Trocear las cerezas en cuatro trozos y ponerlos en un cazo. Añadir el azúcar, el zumo de limón y la piel de las manzanas. Calentar a fuego medio-alto y dejar hervir, removiendo de vez en cuando y desespumando, hasta que la mermelada esté hecha (25-30 minutos). Si tenéis un termómetro deberá marcar 104ºC.
  • Una vez la mermelada esté hecha retirar la piel de manzana y poner la mermelada en un tarro de cristal esterilizado. Dejar templar.
  • La mermelada se conservará unas 3 semanas en la nevera.


Truconsejos
  • Dependiendo de la variedad de cereza que utilicéis conseguiréis una mermelada de una tonalidad más rojiza o más granate. La mermelada que se muestra en la foto se corresponde con la variedad de cereza California.
  • Si no tenéis termómetro para comprobar la temperatura podéis utilizar la prueba del plato: antes de empezar a preparar la mermelada poner un plato pequeño en el congelador. Cuando la mermelada se vea espesa (20-25 minutos), apartarla del fuego, sacar el plato del congelador y poner una pequeña cantidad de mermelada en el plato. Pasados 2 minutos empujar con el dedo la mermelada. Si en la mermelada se forman arrugas es que está hecha. Si no, volver a poner la mermelada en el fuego, cocinar 3-5 minutos más y volver a repetir el proceso.
  • Como la cereza es una fruta con bajos niveles de pectina, yo suelo utilizar la piel de 2 manzanas para conseguir que la mermelada espese adecuadamente. Si preferís no utilizarla simplemente os quedará algo menos espesa de lo normal.
  • Una vez la mermelada esté hecha, los trozos de cereza todavía serán apreciables. Si la queréis sin trozos siempre podéis triturarla como paso final.


¡Mira cómo les ha quedado a los demás!


por Letthebutterfly de
Mi Libro Recetario
"He seguido tus pasos en tu receta de mermelada de cereza y la verdad que ha quedado espectacular...Una receta sencilla pero muy especial, envuelta en cariño y muchos consejos, deliciosa!!"


¡Tú también puedes participar!




¿Quieres más recetas de mermeladas? ¡ Aquí las encontrarás todas!



Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

4 Comentarios

  1. He seguido vuestro consejo y me ha salido riquisima

    ResponderEliminar
  2. Solo 3 semanas? Me sorprende. La mermelada, como fruta en conserva que es, debería durar mucho más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sammy, como yo hago tandas pequeñas para consumo inmediato y no para hacer conserva, nunca les hago el vacio a los botes de la mernelada sino que, una vez fría, la guardo en nevera. 3 semanas es el tiempo aproximado que yo tardo en consumirla, y por tanto, el único que puedo recomendar con garantías. Si haces esta misma receta y la guardas en botes esterilizados y les haces el vacio, la podrás conservar a temperatura ambiente el mismo tiempo que cualquier otra mermelada. Al final de la receta hay un enlace sobre "cómo hacer mermeladas perfectas" y ahí encontrarás todos estos y otros detalles sobre las mermeladas. Un saludo.

      Eliminar
  3. Ok. Ya hice mis dos tarros y la mermelada ha quedado deliciosa!

    ResponderEliminar

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.