· Sweet Cherry Pie ~ Tarta de Cerezas Dulces {versión mini} ·

La Cherry Pie (Tarta de Cerezas) es una de las tartas más tradicionales y populares de la repostería americana. Su mera imagen todavía humeante y en el molde, con su cubierta de enrejado característica a través de la cual puede verse el rojo intenso del relleno de cerezas, es en sí misma todo un icono de la cultura americana. Es una pie muy típica del verano que tradicionalmente se elabora con las cerezas ácidas de temporada. Esta variedad de cerezas, sin embargo, es muy difícil de encontrar al natural hoy en día y por ello se ha convertido habitual prepararla con las variedades de cerezas dulces o con cerezas enlatadas si se hace fuera de temporada.

La clave del éxito de cualquier pie, sea de cerezas o no, siempre recae sobre el crust ya que si éste no se realiza correctamente o no se hornea adecuadamente puede arruinar por completo la tarta. Esto es especialmente importante en este tipo de tartas de fruta que, a diferencia de la Pumpkin Pie, llevan una cubierta de crust y, por ello, no pueden hornearse en blanco. Así que si no se quiere acabar con la base de la tarta cruda o muy húmeda por causa de los jugos de la fruta hay que prestar especial atención a los detalles de la receta.

Con esta receta se consiguen cuatro deliciosas mini pies elaboradas con una sabrosa, crujiente y hojaldrada masa de pie y un relleno de cerezas dulces con el toque justo de acidez para realzar los sabores y que resulta sublime si se acompaña de helado de vainilla. Para prepararlas he utilizado el molde de muffins en lugar del clásico molde de tartas americano. Como siempre que se hacen versiones mini, los tiempos de horneado son menores, las cantidades también son menores, pero el resultado es tan espectacular o más que con las versiones grandes ya que cuentan con ese encanto especial de las cosas hechas en miniatura.



Mini Sweet Cherry Pies
(cantidad: 4 mini Pies)


Pie Crust:
½ cup (113 gr.) de mantequilla fría
2-4 tbsp. (30-60 ml.) de agua fría
1 ¼ cup (175 gr.) de harina de trigo común
½ tablespoon de azúcar blanco
½ teaspoon de sal

Relleno:
320 gr. de cerezas deshuesadas
2 tbsp. (25 gr.) de azúcar blanco
1 tbsp. de zumo de limón
⅛ teaspoon de sal
1 tbsp. de almidón de maíz (maicena)
1 tbsp. de agua

Decoración:
1 huevo
1 tablespoon de agua
Azúcar blanco para espolvorear

Para servir:
Helado de Vainilla



Para elaborar la masa (Pie Crust):
  • Cortar la mantequilla en dados de 1 cm. y meterla en el congelador 15 minutos.
  • Meter el agua fría, ya medida, en el congelador hasta el momento de usarla (mínimo 15-20 minutos). Sino tenéis agua fría poner en un recipiente agua natural con cubitos de hielo y dejarla a temperatura ambiente. En el momento que se vaya a usar, medir el agua necesaria.
  • En un bol grande mezclar bien la harina, el azúcar y la sal.
  • Añadir la mantequilla y con el ablandador de masas o las propias manos, mezclar la mantequilla con la harina hasta conseguir que tenga aspecto de migas de pan con algunos trozos de mantequilla del tamaño de un guisante. Si usáis las manos, trabajad sólo con las puntas de los dedos para evitar que la mantequilla se ablande demasiado.
  • Añadir 2 tablespoons del agua fría y con una espátula mezclar para unir la masa. Añadir más agua si fuera necesario (1 tablespoon cada vez) hasta conseguir pequeños trozos de masa que se unan entre sí al presionarlos con los dedos.
  • Unir todos los trozos de masa y formar una bola. No hay que amasar ni pretender que quede una masa homogénea. Deben poder verse los pequeños trozos de mantequilla por toda la masa (son éstos precisamente los que hacen que la masa quede realmente ligera y hojaldrada).
  • Poner la bola de masa sobre un trozo de film transparente, aplastarla formando un círculo, envolverla con el film transparente y dejarla reposar en la nevera como mínimo 1 hora (mejor aún si es toda la noche) para que la mantequilla se enfríe y el gluten de la harina se relaje.
Para preparar el relleno:
  • Lavar y deshuesar las cerezas (reservar el jugo que suelten cuando se deshuesen). Una vez deshuesadas deberán pesar los 320 gr. indicados en la receta. Cortar las cerezas por la mitad.
  • En un cazo mediano poner las cerezas, el jugo que hayan soltado, el azúcar, la sal y el zumo de limón y calentar a fuego medio durante 5-8 minutos hasta que las cerezas hayan soltado su jugo y estén un poco blandas.
  • En un cuenco mezclar la maicena con el agua hasta conseguir un líquido libre de grumos.
  • Añadir a las cerezas la mezcla de maicena y cocinar 1-2 minutos hasta que la mezcla espese.
  • Retirar del fuego, verter el relleno en un bol y dejar enfriar completamente antes de rellenar las tartas (se puede preparar el día anterior y conservarlo en la nevera).
Estirar la masa y enmoldar:
  • Sacar la masa de la nevera y dejarla reposar 5 minutos a temperatura ambiente antes de estirarla. Tiene que estar firme pero flexible. Si está demasiado fría, la masa de agrietará por los bordes cuando se estire.
  • Preparar una bandeja (que quepa en la nevera) y cubrirla con papel de hornear. Reservar.
  • Enharinar bien tanto la superficie de trabajo como la masa para evitar que se pegue.
  • Estirar la masa con el rodillo, presionando ligeramente, desde el centro hacia fuera. No se trata de estirarla en una o dos pasadas (de esta forma se hacen grietas) sino de ir aplanándola progresivamente. El proceso consiste en dar varias pasadas en una misma dirección, luego levantar la masa y darle un cuarto de giro y volver a empezar, enharinando si fuera necesario entre giros. Estirar la masa hasta que tenga un grosor de unos 3 mm.
  • Para las 4 bases de las tartas: Cortar 4 círculos de 12,5 cm. intentando aprovechar al máximo la masa. Cubrir 4 cavidades alternas —que no sean contiguas horizontal o verticalmente— de un molde de 12 muffins con los círculos de masa. Hay que asegurarse de que la masa quede bien asentada por el fondo y los laterales. Dejar 1-2 cm. de masa que sobresalga de la cavidad para poder hacer el borde y recortar el sobrante. Meter el molde en la nevera al menos 30 minutos.
  • Para los 4 enrejados: Con el resto de masa, y con ayuda de una ruleta corta pasta rizada, cortar tiras de 1 cm de ancho. Poner las tiras sobre la bandeja preparada. Meter la bandeja en la nevera al menos 30 minutos.
Rellenar y hornear:
  • Precalentar el horno a 190º C y colocar la rejilla en la parte más baja del horno.
  • En un bol pequeño mezclar el huevo con el agua. Reservar.
  • Sacar el molde de muffins de la nevera. Repartir el relleno frío en las cuatro tartas. Pintar todo el borde con el huevo batido. Sacar de la nevera las tiras de masa.
  • Colocar las tiras encima del relleno de cerezas haciendo el enrejado. Para un enrejado sencillo simplemente poner cuatro tiras ligeramente separadas y encima, y en la dirección opuesta, poner otras tres. Para un enrejado un poco más vistoso (como el de la foto) es necesario entrelazar las tiras haciéndolas pasar unas por encima de las otras alternativamente.
  • Una vez hecho el enrejado, presionar las tiras del enrejado contra el borde de la tarta para que se adhieran a la masa de la base y cortar el excedente.
  • Decorar todo el borde, pinzando con los dedos o simplemente marcándolo con un tenedor.
  • Pintar el borde y el enrejado con el huevo batido. Espolvorear con un poco de azúcar por encima.
  • Hornear a 190ºC durante 35-40 minutos o hasta que las tartas se vean bien doradas y el relleno burbujee. Si se doran demasiado por encima taparlas con un trozo de papel de aluminio.
  • Retirar del horno y dejar el molde encima de una rejilla 30 minutos.
  • Desmoldar las tartas y dejarlas que se templen sobre la rejilla.
  • Servir templadas o a temperatura ambiente acompañadas de nata montada o helado de vainilla.
  • Conservarlas a temperatura ambiente durante 1-2 días.


Truconsejos
  • Para deshuesar las cerezas fácilmente y sin dañarlas utilizar un deshuesador. Si no tenéis o no queréis comprar uno, podéis haceros vosotros mismos éste magnífico deshuesador de cerezas.
  • La cantidad de azúcar indicada en el relleno puede ser aumentada en función del dulzor de las cerezas.
  • Si en algún momento durante el proceso de estirar y enmoldar la masa, ésta se nota demasiado blanda para trabajar bien, introducirla en la nevera unos minutos para que se endurezca.
  • Este tipo de tartas siempre es mejor consumirlas el mismo día que se hacen para que la textura crujiente y hojaldrada de la masa no se pierda.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.