· Helado de Vainilla {No-Churn} ·

Esta es la receta de un helado muy especial. Y no me refiero tanto al hecho de que sea de vainilla como a la peculiar manera en que se prepara, ya que es un tipo de helado que, al igual que el de piña colada, no requiere el uso de una heladera ni tampoco ser removido manualmente mientras se congela. Esto se conoce en inglés como No-Churn method, un método con el que es posible hacer helados “express”, es decir, sin preparativos y con muy poco tiempo real de trabajo.

En el blog encontraréis otras tres recetas diferentes de helado de vainilla: el de yogur helado, el french-style (con huevo) y el philadelphia-style (sin huevo). Cada uno con su propia manera de hacerse y con su propia personalidad (podéis leer sobre cada uno de ellos pinchando en los enlaces). El de esta receta en particular es, de lejos, el más fácil y rápido de hacer de todos. No hace falta nada más que montar la nata, combinar los ingredientes e introducirlo en el congelador. Es así de simple y, en unas pocas horas, se consigue un maravilloso helado increíblemente cremoso y con absolutamente cero cristales.

Este es un helado ideal para iniciarse con éxito en el mundo de los helados, pero que también resulta muy práctico para aquellas situaciones de última hora en las que se piensa servir como acompañante de otros postres como brownies, pies, crisps o cobblers.





Helado de Vainilla
{No-Churn}

Cantidad: 1 litro aprox.

400 gr. de leche condensada
1 tablespoon de extracto de vainilla natural
2 tablespoons de licor (opcional)
2 cups (480 ml.) de nata para montar (35% m.g.)




  • En un bol mediano mezclar la leche condensada con el extracto de vainilla y el licor, si se usa. Reservar.
  • En un bol grande poner la nata bien fría y batir a velocidad alta hasta que esté montada y se formen picos suaves.
  • Añadir la mezcla de leche condesada al bol de la nata montada y volver a batir hasta que la mezcla vuelva a montar de nuevo.
  • Verter la mezcla en un recipiente con tapa apto para el congelador, poner una capa de papel film en contacto con el helado, tapar y congelar al menos 6 horas.


Truconsejos
  • El uso del alcohol es opcional, especialmente en este caso, pero siempre ayuda a que el helado, una vez congelado, no se ponga tan duro y sea más fácil de servir. Podéis utilizar un licor neutro como el vodka o algún licor que le añada un toque diferente como el bourbon o el ron.
  • Como siempre, os recomiendo utilizar un buen extracto natural de vainilla y evitar los aromas y esencias artificiales, que si se utilizan en grandes cantidades pueden llegar a resultar amargos.
  • No os recomiendo utilizar leche condensada desnatada o ligera porque el resultado podría ser diferente al que debería.
  • Si en lugar de helado de vainilla queréis hacer el clásico helado de nata, simplemente tenéis que omitir el extracto de vainilla.



También te puede interesar:



Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

1 Comentario

  1. Hola, he probado la receta y es maravillosa, ¡¡¡la he añadido a mi blog sin dudarlo!! Además con tres formas de comerlo. Un saludo, y os aseguro que seguiré probando más recetas vuestras....

    ResponderEliminar

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.