· Granita de Sandía ·

La sandía es una fruta poco común en el mundo de los helados. Su frágil sabor y su alto contenido en agua hacen muy difícil trabajar con ella y que siempre parezca mejor consumirla al natural que procesada. Excepto cuando lo que se quiere hacer es granita, en cuyo caso todo se convierte en ventajas. Sólo se necesita una buena sandía, dulce y jugosa, un poco de zumo de limón para realzar su sabor y una mínima cantidad de azúcar para mantener el punto de dulzor una vez congelada.

¿Para qué molestarse a hacer la granita entonces si la sandía al natural ya está perfecta? Es sencillo: la sandía en forma de granita es muchísimo más refrescante y además en el congelador se conservará mucho más tiempo que en su estado natural. Y, aunque cuesta de creer, el sabor de la sandía en la granita es incluso más pronunciado que en fresco. De la misma manera que pasa con las granitas de café y almendra, la técnica es tan sencilla como raspar los cristales con un tenedor conforme se van formando. Es fácil, es divertido y siempre despierta la admiración de la gente cuando se encuentran delante de una pequeña montaña de finísimos cristales de sandía. ¡Es como nieve rosa!

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Granita de Sandía
(cantidad: ½ litro aprox.)



Ingredientes:
450 gr. de sandía sin pepitas (sin piel)
2-3 tbsp. (25-37 gr.) de azúcar blanco
1 tbsp. (15 ml.) de zumo de limón

  • En la batidora (blender) poner los trozos de sandía, el azúcar y el limón y triturar 2-3 minutos hasta que quede una mezcla bien fina y el azúcar se haya disuelto.
  • Verter la mezcla en un recipiente ancho y bajo apto para el congelador y dejarla en el congelador una hora.
  • Sacarla del congelador y con un tenedor ir rompiendo los cristales que se habrán formado por el borde del recipiente y pasarlos al centro. Volver a meter en el congelador.
  • Revisar la mezcla cada 30-45 minutos durante 2-3 horas raspando y rompiendo los cristales grandes con el tenedor hasta obtener una granita con pequeños cristales.
  • Conservar la granita en el congelador en un recipiente con tapa. Antes de servir volver a raspar con el tenedor para airear la granita.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos
  • La cantidad de azúcar la podéis aumentar o disminuir para acomodar la granita a vuestro gusto personal.
  • Los tiempos indicados en el proceso de congelación son orientativos. Dependerá de la potencia de vuestro congelador, del recipiente que uséis y de la cantidad de granita que hagáis.
  • Si queréis hacer esta granita al estilo siciliano sólo tenéis que añadir los pasos 7 y 8 de la receta de la granita siciliana de almendra.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.