· Helado de Menta y Chocolate {French-Style} ·

La combinación de la menta con el chocolate es todo un clásico en el mundo de la repostería y buena prueba de ello son las numerosas recetas en las que se utiliza. Entre las más populares siempre figuran las famosas galletas thin mints de las girl scouts, las trufas de menta, la grasshopper pie, los peppermint patties y, por supuesto, el helado de menta y chips de chocolate.

Entre las muchas maneras en que puede hacerse este helado, la única que consigue retener la frescura y el toque herbal de la menta es la que se prepara, como esta receta, con las hojas de menta fresca. La manera de conseguir esto es infusionando las hojas de menta del mismo modo que se hace con los helados de vainilla y de café. Este es un helado que queda siempre muy cremoso y sin cristales, incluso hecho sin heladera, ya que para elaborarlo se utilizan yemas de huevo (French-Style). Añadir unas mini chips de chocolate caseras hechas con un buen chocolate negro es el toque final para conseguir uno de los helados más especiales y diferentes que pueden hacerse.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴



Helado de Menta y Chocolate
(cantidad: 1 litro aprox.)

1 cup (240 ml.) de leche entera
2 cups (480 ml.) de nata líquida (35% m.g.)
¾ cup (150 gr.) de azúcar blanco
⅛ teaspoon de sal
4 yemas de huevo mediano
40 gr. de hojas de menta fresca
150 gr. de mini chips de chocolate negro



  • En un cazo mediano poner la leche, el azúcar y 1 cup (240 ml) de nata. Calentar a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto y la leche esté templada. Añadir las hojas de menta y remover hasta que queden bien sumergidas en la leche. Retirar del fuego, tapar y dejar infusionar 1 hora.
  • Pasar la mezcla de leche-azúcar-nata-menta por un colador presionando las hojas de menta contra éste con una cuchara para extraer el máximo sabor. Devolver la mezcla al cazo.
  • En un bol grande poner el resto de la nata y encima poner el colador. Reservar.
  • Volver a calentar la mezcla infusionada hasta que vuelva a estar caliente. En un bol mediano batir las yemas de huevo. Añadir gradualmente la mezcla infusionada sin dejar de remover para que las yemas no cuajen. Devolver la mezcla al cazo y calentarla a fuego bajo, removiendo constantemente por los lados y la base del cazo para que la crema no se pegue, hasta que espese. Estará lista cuando la crema se adhiera al dorso de la cuchara y al pasar un dedo deje un surco bien marcado. Retirar del fuego.
  • Pasar la crema a través del colador preparado y mezclar con la nata hasta que quede bien incorporada. Dejar enfriar antes de meter en la nevera para que se enfríe del todo (2-3 horas o toda la noche).
  • Cuando la crema esté fría, verterla en un recipiente apto para el congelador (mejor si es de acero inoxidable ya que acelera el proceso de congelación) y dejarla en el congelador una hora. Retirarla del congelador y batir la mezcla enérgicamente (con varillas o batidor eléctrico) para romper todos los cristales de hielo que se hayan formado. Volver a meter la mezcla en el congelador.
  • Revisar la mezcla cada 30-45 minutos durante 2 ó 3 horas batiendo la mezcla cada vez. Este paso es importante para que la textura final del helado sea lo más cremosa posible.
  • Cuando el helado esté listo, añadir las mini chips de chocolate, mezclar para que queden repartidas uniformemente, verter el helado a un recipiente con tapa y conservarlo en el congelador.

∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴∴

Truconsejos
  • Las mini chips de chocolate que se indican en la receta las he hecho de forma casera siguiendo las instrucciones de esta receta pero tratando de que sean muy pequeñas. Podéis usar cualquier otra forma de chocolate ya sean trocitos de chocolate, fideos o chips compradas. Yo prefiero hacer las chips de forma casera para poder utilizar mi chocolate favorito.
  • Este helado puede hacerse con cualquier variedad de menta, pero hay que tener en cuenta que el sabor y la fuerza de la menta será diferente según la que escojáis. Las dos variedades más comunes en el mercado son la menta piperita (Peppermint) y la menta spicata o hierbabuena (Spearmint). Yo he hecho el helado con las dos variedades y, aunque prefiero el sabor de la menta piperita, disfruto igualmente con el helado cuando lo hago con la hierbabuena.
  • Este helado resulta de un color verde muy pálido ya que la menta tiñe muy poco. No esperéis el color verde intenso de algunos helados comerciales porque éste se consigue utilizando colorante.
  • Los tiempos indicados en el proceso de congelación son orientativos. Dependerá de la potencia de vuestro congelador, del recipiente que uséis y de la cantidad de helado que hagáis.
  • Para hacer el helado con heladera seguir los pasos hasta el punto 5 y seguir las instrucciones del fabricante.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

1 Comentario

  1. Anónimo17/5/14

    Es una gran receta, algo laboriosa, pero el helado esta muchísimo mas rico que comprado en el supermercado (y mas sano) seguid haciendo recetas de este tipo.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.