· Crème Fraîche Casera ·

La crème fraîche es una crema espesa y ácida que se elabora añadiendo a la nata fermentos lácticos. Se trata de una crema muy apreciada en cocina y repostería ya que se utiliza en una gran cantidad de postres y salsas. Aunque se trate de dos cremas de similares características no hay que confundir el sour cream (crema ácida), que tiene un menor contenido en grasa y una mayor acidez, con la crème fraîche (crema o nata fresca) que, a diferencia de la otra, puede no sólo montarse como la nata normal, sino utilizarse para preparar salsas calientes sin que se corte.

En España es bastante fácil encontrar la crème fraîche en los supermercados, pero también es posible hacer nuestra propia crème fraîche casera si se cumplen unas sencillas condiciones. La receta en sí no requiere ningún tipo de esfuerzo, es sólo una cuestión de tiempo y de mantener la temperatura correcta para que los fermentos hagan su trabajo. El resultado será una deliciosa crema fresca y espesa con un punto ácido que podréis utilizar en todas las recetas que os haga falta o simplemente montarla y acompañarla con fruta fresca.


Crème Fraîche Casera (crema o nata fresca casera)
Cantidad: 2 cups

creme fraiche casera

Ingredientes:
2 cups (480 ml.) de nata líquida (35% m.g.)
3 tablespoons (45 ml.) de yogur natural o buttermilk (con fermentos activos)

  • Mezclar en un bote de cristal esterilizado la nata y el yogur (o buttermilk). Tapar el bote con un filtro de papel (de café) y dejar reposar a una temperatura de unos 20-25ºC hasta que espese (unas 18-24 horas).
  • Remover la mezcla, tapar el bote y dejar en la nevera 24 horas antes de utilizar para que esté bien fría.
  • En la nevera se conservará unos 5-7 días.


Truconsejos
  • Para hacer la crème fraîche casera no se puede utilizar ninguna de las sustituciones del buttermilk. Se necesita un buttermilk que contenga fermentos activos.
  • Dependiendo de la temperatura base de vuestra cocina puede ser que os tarde más o menos tiempo. Estará lista cuando tenga el espesor de una mayonesa.
  • Podéis utilizar esta crème fraîche para elaborar buttermilk tradicional y mantequilla con fermentos. Aquí encontraréis la receta.



¡Descubre cuántas cosas más pueden hacerse de forma casera! Aquí las encontrarás todas juntas.



Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

5 Comentarios

  1. Hola, he encontrado tú blogs y me ha gustado un montón. Bueno estoy intentando aclararme con la crema fresca o crème fraîche, tu explicación me lo ha dejado todo muy claro pero tengo un duda. Tu utilizar yogur natural para elaborar esta crema y he visto por la web que utilizan mantequilla o yogur. Me lo puedes aclarar que diferencia hay si la hay. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, la crème fraîche se hace con fermentos vivos, de ahí que yo ofrezca dos alternativas, yogur o buttermilk. Utilizar mantequilla, no tiene ningún sentido y debe tratarse de alguna mala traducción/confusión con el buttermilk (esto pasa más a menudo de lo que te imaginarías). Un saludo.

      Eliminar
  2. Bueno, creo que te vas a reír de montón de lo que me ocurrió por estos días, aprendí a hacer el Kefir, y búscando hacer saborees diferentes acabe mezclando nata liquida (que aquí en Brasil la llamamos de Crema de Leche) y solo recientemente descubrí que había hecho creme fraiche

    ResponderEliminar
  3. También hice esta receta, dos veces la primera vez que hice EM vez de utilizar yogur natural utilice Kefir y de la segunda em vez de yogur natural utilize ricota, con la ricota me quedo muy consistente

    ResponderEliminar
  4. También se puede hacer creme fraîche usando crema común con bulgaros como si se hiciera kéfir pero en vez de leche ww pone la crema?? Bueno eso entendí

    ResponderEliminar

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.