· Hojaldre Rápido ~ Rough Puff Pastry ·

Aunque el hojaldre es una de las masas más clásicas de repostería, no suele ser habitual hacerlo en casa —muchas veces hasta los profesionales lo compran— ya que el proceso de su elaboración, no siendo difícil, sí es bastante laborioso, lleva su tiempo y la manera tradicional de hacerlo puede echar para atrás hasta a las personas más determinadas. Así que, si no es por principios, hacer el hojaldre clásico en casa no es una cosa que sea muy práctica. Pero comprarlo en el supermercado tampoco es una gran opción porque el hojaldre que venden suele decepcionar bastante al probarlo, ya que no se utiliza mantequilla en su elaboración.

El hojaldre rápido (rough puff pastry), sin embargo, es una manera mucho más fácil, eficaz y asequible de conseguir prácticamente lo mismo en mucho menos tiempo y con menos esfuerzo. En las condiciones correctas puede llegar a tenerse listo en menos de una hora y con unos resultados espectaculares. Os aseguro que si os atrevéis a intentarlo, no volveréis a comprarlo nunca más, porque el sabor y la textura que adquiere el hojaldre casero hecho con mantequilla no tiene ni punto de comparación con lo que habitualmente se ofrece en el mercado.


Hojaldre Rápido
Cantidad: 300 gr.

hojaldre rapido hojaldre rapido horneado

Ingredientes:
9 tbsp. (125 gr.) de mantequilla fría
1 cup (125 gr.) de harina de trigo común
¼ cup (60 ml.) de agua fría
¼ tsp. de sal

Elaborar la masa:
  • En un bol grande mezclar bien la harina y la sal.
  • Añadir la mantequilla troceada en dados de 1 cm. y con el ablandador de masas o las propias manos, mezclar la mantequilla con la harina hasta conseguir que tenga aspecto de migas de pan grandes (está bien si algunos trozos son más grandes que un guisante). Si usáis las manos, trabajad sólo con las puntas de los dedos para evitar que la mantequilla se ablande demasiado.
  • Añadir el agua fría y mezclar con una espátula hasta formar una bola con la masa sin trabajarla demasiado.
  • Sacar la masa del bol y darle una forma más o menos cuadrada. Si la temperatura de la cocina es alta o la masa no está fría, envolverla en film transparente y refrigerarla 20-30 minutos antes de seguir con los pliegues.
Hacer los pliegues:
  • Enharinar ligeramente la superficie de trabajo y estirar la masa con un rodillo lo más uniformemente posible hasta conseguir un rectángulo de unos 15x25 cm. (la parte estrecha será la más cercana a nosotros). Durante este proceso ir comprobando la masa por debajo para asegurarse de que no se pegue e ir enharinando ligeramente la superficie de trabajo cuantas veces sea necesario.
  • Retirar el exceso de harina que pueda haber sobre la masa y doblarla sobre sí misma, como si fuera una carta: el tercio inferior sobre el tercio medio y el tercio superior sobre los dos anteriores, retirando cualquier exceso de harina en el proceso.
  • Hacer ¼ de giro en el sentido de las agujas del reloj con la masa.
  • Repetir los tres puntos anteriores 3 ó 4 veces más, dependiendo del tiempo y el número de láminas de hojaldre que se quiera conseguir. Si fuera necesario, refrigerar la masa después de los dos primeros pliegues durante 20-30 minutos antes de continuar.
  • Una vez todos los pliegues estén hechos, envolver la masa en film transparente y refrigerarla 45-60 minutos antes de utilizarla.

Recetas que utilizan el hojaldre rápido:
Tarta Tatin
Palmeras


Truconsejos
  • El hojaldre, incluso el rápido, es una masa muy sensible a la temperatura. Lo ideal es trabajar en un ambiente frío y con rapidez para evitar que la masa se caliente y la mantequilla se ablande. Si las condiciones no son óptimas, haced tantas pausas para refrigerar la masa como sea necesario entre los pliegues. Yo, para acordarme de la posición y el número de pliegues que llevo hago una marca con el dedo en la esquina superior izquierda por cada pliegue realizado. Así sé en todo momento la posición en la que tenía la masa antes de refrigerarla y cuantos pliegues llevo hechos.
  • El hojaldre clásico tiene 729 láminas (o más) ya que se hacen un mínimo de 6 pliegues. Con el hojaldre rápido se consiguen 81 láminas si se hacen 4 pliegues y 243 si se hacen 5. Obviamente, con 5 pliegues se obtiene un resultado mucho más similar al del hojaldre clásico.
  • Con este tipo de hojaldre es mejor no estirar la masa por debajo de 0,5 cm para obtener un buen hojaldrado.
  • Podéis utilizar los recortes que os sobren siempre y cuando los mantengáis planos, respetando la alineación original de las láminas de la masa.
  • No os recomiendo utilizar la mantequilla casera para hacer el hojaldre ya que, si la mantequilla no ha sido escurrida minuciosamente, puede contener un exceso de agua que perjudique al hojaldre.
  • El hojaldre rápido se puede congelar hasta 3 meses bien envuelto en doble capa de film transparente y dentro de una bolsa de congelación.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

2 Comentarios

  1. Hola Nika, lo primero agradecerte mucho que compartas todas estas maravillosas recetas, son geniales!
    He hecho varias y todas buenísimas.

    Esta receta la conocía y la tenía pendiente de probar. Ahora leyendo la tuya me preguntaba, ¿se podría hacer con esta misma técnica una receta de croissants?

    Sé que llevaría levadura y azúcar en la masa y quizás las proporciones sean diferentes pero a lo que me refiero es a no tener que plegar encerrando la mantequilla en el interior; eso me trae de cabeza! Hay que refrigerar continuamente, tener muchísimo cuidado de que no se salga la mantequilla..

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm... me parece muy interesante tu pregunta, Mazui. La verdad es que técnicamente parece posible pero nunca me había parado a pensarlo (yo siempre los hago de la manera clásica). Pues habrá que probarlo no?... Si lo haces tu primero, ya me dirás.

      Muchas gracias por el comentario. Un saludo.

      Eliminar

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.