· Velvet Cupcakes ~ Cupcakes de Terciopelo {sin colorantes} ·

Fenómenos como el de los “red velvet”, ya sean cakes, cupcakes, gofres, brownies, etc., y sus variantes los “green velvet”, “blue velvet” y demás, se han popularizado en los últimos años como consecuencia de la enorme disponibilidad de los colorantes alimentarios para consumo doméstico. Y esta gran disponibilidad ha dado lugar a otras tantas creaciones como los ombre cakes o los rainbow cakes que son, junto con las tartas y decoraciones de fondant, la bandera del tipo de pastelería doméstica (también llamada pastelería creativa) que, lamentablemente, se lleva hoy en día. Algo que, curiosamente, tiene ya muy poco de casero, aunque esté hecho en casa.

Es cierto que la comida entra por los ojos y ha de resultar siempre atractiva pero esto nunca debería ser una excusa para elaborar postres emperifollados en exceso a los que se les añade montones de cosas y colorantes para llamar la atención dejando en segundo lugar cosas tan importantes como la calidad, la textura y el sabor. Por esto mismo os ofrezco aquí una versión muy especial de Red Velvet Cupcakes con la que disfrutamos en mi casa. Es un bizcocho más fácil de hacer que el de mi otra receta, ya que utiliza aceite en lugar de mantequilla, y está decorado con el poco conocido Heritage Frosting, en lugar del más utilizado hoy en día que es el Cream Cheese Frosting. La foto es tal y como los serví en la última celebración que tuvimos en casa: sin colorantes y sin pretensiones. Sencillamente deliciosos.


Velvet Cupcakes (cantidad: 12)

Cupcakes:velvet cupcakes
1⅔ cup (175 gr.) de harina de trigo común
3 tbsp. (18 gr.) de cacao en polvo natural
½ tsp. de bicarbonato sódico
¼ tsp. de sal
⅔ cup (135 gr.) de azúcar blanco
½ cup (120 ml.) de aceite de girasol
1 huevo mediano
1 tbsp. (15 ml.) de agua
½ tsp. de extracto natural de vainilla
½ cup (120 ml.) de buttermilk
½ tsp. de vinagre
Heritage Frosting: (ver receta aquí)


Para preparar los cupcakes:
  • Tener el huevo y el buttermilk a temperatura ambiente.
  • Precalentar el horno a 175º C y colocar la rejilla en el centro del horno. Cubrir el molde para 12 cupcakes con los moldes de papel.
  • En un bol mediano tamizar la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato y la sal. Reservar.
  • En una jarra medidora mezclar el buttermilk y el vinagre. Reservar.
  • En un bol grande batir a velocidad media el azúcar con el aceite hasta que esté bien combinado. Añadir el huevo, el extracto de vainilla y el agua y batir hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Añadir un tercio de la mezcla de harina mientras seguimos batiendo a velocidad baja y, sucesivamente, la mitad del buttermilk, otro tercio de la harina, la otra mitad del buttermilk y el último tercio de la harina. No batir en exceso. Aseguraos bien de recoger toda la masa que haya en los laterales del bol empujándola hacia abajo con una espátula.
  • Rellenar los moldes y hornear durante 18-20 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del cupcake, éste salga limpio. Sacar el molde del horno y dejarlo reposar 5 minutos antes de desmoldar los cupcakes.
  • Dejar enfriar los cupcakes sobre una rejilla antes de decorarlos.
  • Preparar el frosting, ponerlo en una manga pastelera provista de una boquilla de estrella cerrada y decorar los cupcakes.


Truconsejos
  • En esta receta es imprescindible la utilización del cacao en polvo natural. Más información aquí.
  • Si no encontráis buttermilk, aquí encontraréis algunas buenas sustituciones.
  • Si en el frosting, os preocupa que el azúcar no se vaya a disolver bien en el proceso de batido, podéis sustituir el azúcar blanco por la misma cantidad (150 gr.) de azúcar superfino o azúcar glas. También es posible que, dependiendo de la temperatura de vuestra mantequilla o de la crema, en algún momento el frosting os parezca que está cortado. No os preocupéis. Seguir batiendo un poco más y quedará perfecto.




Favoritos y compartir
Tu experiencia es importante y puede ayudar a los demás a mejorar sus resultados. Si has hecho esta receta y quieres compartir tu experiencia, haz click aquí para desplegar el módulo de comentarios. Gracias!

Deja tu Comentario

Los comentarios serán sometidos a revisión antes de ser publicados. Si es la primera vez que publicas en este blog, por favor, consulta antes las normas de publicación.


Agradezco mucho cualquier feedback o aportación que recibo, cualquiera que sea la manera que me llegue, pero para que este espacio cumpla con el fin para el que ha sido creado y, realmente sea de utilidad, son necesarias unas pequeñas pautas a seguir. Gracias por tu comprensión.

• Estos comentarios están pensados para recoger tu experiencia al hacer esta receta, aunque, si tienes alguna duda o pregunta concreta sobre ésta, también puedes hacerla. Por favor, no utilices estos comentarios para cosas que no estén directamente relacionadas con esta receta. Para esos casos utiliza el e-mail, el formulario de contacto o el facebook.

• Comenta sin miedo y no te dejes ningún detalle: tus impresiones sobre el sabor y la textura, las modificaciones que hayas hecho, los problemas que hayas podido encontrar... Cuanto más completa sea tu valoración sobre la receta más útil será la información para quienes prueben a hacerla por primera vez.

• No están permitidos los enlaces a páginas y blogs cuyos contenidos no estén directamente relacionados con esta receta. Pero si has hecho esta receta y la has publicado en tu blog, no dudes en añadir a tu valoración un enlace para que todos puedan ir a ver el resultado. Recuerda que también puedes mandarme una foto si quieres formar parte del Escaparate.

Podéis hacerme llegar vuestros comentarios, dudas y/o consultas
vía e-mail, usando el formulario de contacto o desde Facebook.